Neteando con Fernanda

Saturday, August 13, 2005

Sinistrofobia


NETEANDO CON FERNANDA
Título: Siniestofobia. Los zurdos y su fascinante mundo al revés.
Por: Fernanda de la Torre Verea.

Intro: “Todos nacemos diestros, pero sólo los mejores lo sobrepasan” (Everyone is born right-handed...but only the greatest overcome it.)

¿Qué tienen en común Alejandro Magno, Napoleón, Gandhi, Einsten, Mark Twain, Madame Curie, Tom Cruise, Maradona y Bil Clinton? ¿Qué son famosos? Sí. Pero además todos ellos son zurdos. Ser zurdo no es cosa fácil ya que hay que adaptarse a un mundo orientado y diseñado para los derechos y por si fuera poco a ser considerados diferentes y como sabemos el ser diferente nunca ha sido cosa fácil. A pesar de contar con tan dignos representantes, por siglos se ha considerado a los zurdos como raros torpes y excéntricos, por decir lo menos. ¿Cómo? ¿Pues que hicieron? Sólo ser diferentes. La “grave” diferencia de los zurdos estriba básicamente en que son mas “diestros” con su mano izquierda que con su mano derecha, lo cual no tendría nada de raro si no fuera por que únicamente el diez por ciento de la población, aproximadamente, cuentan con ésta característica. Ah, la tiranía de las mayorías.
¿Pero de dónde sacamos que ser zurdo no es maravilloso? La responsabilidad histórica de la falsa percepción los zurdos la tienen los romanos. Ellos fueron los mayores promotores de la mano derecha en la historia. Fueron los romanos, quienes inventaron el apretón de manos con la derecha. Julio César, a pesar de ser zurdo, instruyó a sus súbditos a saludarse con la mano derecha. Se cree que su intención era la de que pudiese conservar, de éste modo, siempre su arma en la mano izquierda. Fueron también los que inventaron el saludo fascista de levantar el brazo derecho Ave César.
Posiblemente justo por que los diestros siempre han sido mayoría, todo lo que se ha relacionado con el lado izquierdo del cuerpo ha tenido connotaciones negativas. Los romanos, consideraban a la sal como un elemento precioso, si se llegaba a der